La “senadora roja” empieza fuerte

Image

Elizabeth Warren durante una audiencia del Comité Bancario del Senado de EE.UU., en Washington, el 14 de febrero de 2013 (Andrew Harrer/Bloomberg)

Elizabeth Warren, la “gran dama” de la izquierda estadounidense, no ha dejado indiferente a nadie en su estreno este jueves como miembro del Comité Bancario del Senado. El implacable interrogatorio de la senadora demócrata a los principales reguladores financieros de Estados Unidos ha triunfado en los medios por la claridad y potencia de su discurso —que ha contrastado con la debilidad de las respuestas de sus interrogados—, ha aterrorizado a los bancos y ha hecho las delicias de sus seguidores. Ed Schultz, uno de los presentadores estrella de la cadena progresista MSNBC, se ha preguntado: “¿Se imaginan cómo sería nuestro país si tuviéramos 60 senadores como Elizabeth Warren?”

Warren, que tomó posesión como senadora en enero tras ganar su escaño por Massachusetts en las elecciones de noviembre pasado, participaba en una sesión dedicada a la protección de los consumidores e inversores en el marco de la reforma de Wall Street. Ante el panel de senadores se sentaban siete testigos, entre ellos la presidenta de la ‘Securities and Exchange Commission’ (equivalente a la CNMV española) o uno de los miembros del consejo de gobernadores de la Reserva Federal.

La senadora ha comenzado su intervención exponiendo una preocupación: si las grandes instituciones financieras “pueden saltarse la ley, ganando miles de millones de dólares por ello” y, luego, para evitar el juicio llegan a acuerdos extrajudiciales en los que pagan multas provenientes de esas mismas ganancias, estas instituciones “no tienen mucho incentivo para actuar de acuerdo a la ley”. Además, ha añadido Warren, de esta manera los bancos se ahorran días y días de testimonios públicos sobre las irregularidades que han estado cometiendo.

Tras esta introducción, la senadora Warren ha querido saber cómo de “duros” son los reguladores con los bancos, cuánta “influencia real tienen en los acuerdos extrajudiciales”, y para ello les ha hecho a todos los testigos una simple pregunta: “¿Podrían hablar sobre la última vez que llevaron a un gran banco de Wall Street a juicio?”

Silencio absoluto.

Cuando lo ha roto Thomas Curry, el máximo responsable de la agencia gubernamental que se encarga de la supervisión bancaria, lo ha hecho visiblemente nervioso, para explicar algunas generalidades sobre la función de su agencia. Warren le ha interrumpido repitiéndole la pregunta, a la que Curry ha acabado por contestar, aturdido, que no han llevado a juicio a ningún banco. Después ha probado suerte Elisse Walter, la presidenta de la CNMV estadounidense, y ha ocurrido lo mismo: Warren ha interrumpido su intento de esquivar la pregunta y Walter ha tenido que terminar por decir que no lo sabía, que necesitaba tiempo para buscar la “información específica”.

Después, la senadora Warren ha retado a los otros cinco testigos a explicar cuándo fue la última vez que llevaron a un gran banco a juicio. Ninguno ha abierto la boca, lo que ha dado pie a que Warren expusiera su conclusión: “Hay fiscales por ahí estrujando a ciudadanos comunes todos los días, por cosas a veces muy pequeñas, y llevándolos a juicio con intención ejemplarizante… Me temo que “too big to fail” (demasiado grande para quebrar) se ha convertido en “too big for trial” (demasiado grande para un juicio). Esto me parece simplemente injusto.”

Elizabeth Warren, una catedrática de Derecho en Harvard, adquirió fama nacional en 2010 cuando el presidente Obama la nombró asistente especial para el establecimiento de la Oficina de Protección Financiera al Consumidor. Si no fue la primera directora de esta Oficina fue por la oposición del lobby financiero y los congresistas republicanos. En septiembre de 2011, Warren anunció que se presentaba a las elecciones de noviembre de 2012 al Senado por Massachusetts, para recuperar para los demócratas el escaño del fallecido Ted Kennedy, el “León del Senado”, que había sido un icono de la izquierda liberal estadounidense durante casi 47 años de ejercicio del cargo.

El contrincante de Warren fue Scott Brown, que en la elección especial celebrada en 2010 tras la muerte de Ted Kennedy había logrado ser el primer republicano en ser elegido senador por Massachusetts desde 1972. La contienda entre Warren y Brown fue una de las más seguidas e igualadas de la campaña electoral de 2012.

Warren en seguida se ganó el apoyo de los grupos más progresistas, con un discurso claramente situado en la izquierda del Partido Demócrata, incluso con reminiscencias del movimiento ‘Occupy Wall Street’, en el que denunciaba que el sistema estaba “amañado” a favor de los más ricos —en contra de la clase media— y defendía la necesidad de pedir cuentas a los bancos y “equilibrar el terreno de juego”. Wall Street, que ya la veía con reticencia, la declaró su bestia negra e hizo todo lo posible por que perdiera, inundando de millones a su contrincante, Scott Brown. Éste, que se presentó como un republicano moderado y un tipo normal que gustaba de pasearse con su camioneta ‘pick up’, recibió seis millones de dólares de la industria financiera, de seguros e inmobiliaria, frente a sólo medio millón que fueron a parar a Warren.

A pesar de todo, Elizabeth Warren se hizo con la victoria con un 53’7% de los votos, convirtiéndose en la primera mujer en ser elegida como senadora por Massachusetts. Sin haber cumplido dos meses en Washington, ya suena como posible candidata a la presidencia en 2016. Probablemente su progresismo sin complejos sea demasiado difícil de digerir para el votante medio estadounidense, pero hay dos cosas seguras: el antiguo escaño de Ted Kennedy está en buenas manos con Warren y, si atendemos a su estreno en el Senado, los bancos de Wall Street tenían razones para temerla.

Anuncios

Un comentario el “La “senadora roja” empieza fuerte

  1. Charlie dice:

    Alex, gran artículo y sobre todo muy bien explicado. Te vas a convertir en la nueva pluma hispana, jeje.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s